202106.30
0
0

Tributación Directa derivada de la venta de una “sociedad inmobiliaria española” por parte de una persona física o jurídica no residente

This post is also available in: English (Inglés)

Artículo 13.1.i.3º de la Ley del Impuesto sobre la Renta de No Residentes establece que estarán sujetas a este impuesto las plusvalías derivadas de la venta de acciones de una sociedad española. Adicionalmente, el artículo 24 de la citada Ley establece que la base imponible se determinará de acuerdo con las reglas establecidas en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

Sin perjuicio de lo anterior, cabe destacar que en la legislación española, las disposiciones de los tratados fiscales prevalecerán sobre las disposiciones de la legislación nacional y que, en general, no crean nuevos derechos fiscales para un país. Por tanto, conviene analizar las disposiciones del correspondiente Tratado de Doble Imposición (TDT), en su caso.

Generalmente, la mayoría de DTT firmados por España establecen que, las ganancias por enajenación de acciones, serán gravadas únicamente en el estado en el que resida el enajenante. Sin embargo, conviene analizar si la DTT correspondiente incluye o no la cláusula de la denominada “empresa rica en bienes inmobiliarios”:

  • La mayoría (no todos) de los DTT firmados por España contienen una norma especial en relación con la transmisión de acciones de entidades cuyos activos principales consisten en inmuebles (cláusula de “sociedad rica en bienes inmobiliarios”). De acuerdo con esta regla especial, las ganancias obtenidas por un residente de un Estado Contratante de la enajenación de acciones, que deriven más del 50% de su valor directa o indirectamente de bienes inmuebles situados en el otro Estado Contratante, pueden someterse a imposición en ese otro Estado.

En consecuencia, la eventual plusvalía derivada del vendedor no residente, derivada de la transmisión de las acciones de la Sociedad Española, estaría sujeta a tributación en España. Básicamente, la plusvalía estaría gravada sobre la diferencia entre el valor de adquisición de las acciones y el valor de venta. La tasa aplicable (impuesto sobre la renta de no residentes) sería del 19%.

  • Por el contrario, si fuera de aplicación una DTT que no incluyera la cláusula de “sociedad rica inmobiliaria”, la eventual plusvalía derivada de la venta de acciones de una sociedad inmobiliaria española, no estaría sujeta a tributación en España (solo en el País donde el proveedor es residente (es decir, DTT con los Países Bajos).

Miguel de León

Abogado fiscal en MLT Abogados y Economistas

Leave a Reply